abril 2017

¿Por qué es importante un segundo proyecto para las patojas y patojos?

Alrededor de 350 participantes entre las edades de 4 a 17 años del municipio de Jocotenango y sus periferias, reciben atención digna y educación integral enfocada en sus potenciales, ideas, sueños y propios ritmos. La alimentación, la salud, el deporte, el arte y el fortalecimiento de sus opiniones y pensamientos de manera crítica y creativa, son elementales en el proceso educativo que ofrece nuestro proyecto: Los Patojos.

Comprender cuál es su función y sus responsabilidades desde la individualidad, la familia, la colonia, el barrio, la escuela, la comunidad, el municipio, el país y el mundo, es esencial en el proceso diario.

Gracias al apoyo e inversión de nuestros socios JustWorld International USA – Guatemala, Give Kids a Chance Foundation y el acompañamiento de algunos empresarios y empresarias locales, el financiamiento y mantenimiento del proyecto en general, ha sido posible durante estos 10 años de servicio.

Proyecto Los Patojos, Sede 1.

En la sede actual, ubicada en el municipio de Jocotenango, en la Calle Los Patojos, Colonia el Nance #28, el espacio se ha reducido nuevamente. El crecimiento del proyecto, no es excesivo, pero naturalmente, la demanda de la comunidad de nuestros programas, lo genera.

Familia Rogel Rodríguez.

El equipo de educadoras y educadores patojianos, y de todas las áreas del proyecto, trabajan constantemente en la construcción y estructura de la metodología, del sistema del patojismo como una herramienta pedagógica para que sea efectiva, moderna, responsable, integral y digna. Una que pueda estar al lado de métodos como: Montessori, Waldorf, Acton, entre otros… ¿por qué no?  Esa es la idea, que Guatemala, sea también reconocida por su labor educativa desde sociedad civil.

Parte del Equipo de Educadoras y Educadores Patojianos

El Patojismo, apenas está iniciando, sin embargo, la expansión para un segundo centro es urgente. Uno  nuevo, para el nivel pre universitario, para asegurar conectivos y equipos de multiplicadores y multiplicadoras del patojismo para todo el país, para el continente, para el mundo. Una segunda escuela para los niños y niñas del municipio de San Miguel Dueñas y sus alrededores.

Gracias al cariño y confianza de una familia amiga guatemalteca que cree en el proceso, logramos adquirir el terreno con el espacio necesario y que el sueño de una su segunda etapa, suceda.

Laboratorios y workshops para tecnología, informática, diseño, arte, literatura, historia, cultura, ciencias, derechos humanos, periodismo, áreas verdes, áreas de producción de alimentos, verduras y legumbres, espacios para meditación y reflexión, salas colaborativas para la creatividad, talleres técnicos de carpintería, electricidad, electrónica, mecánica, artesanías, textiles, piscina, polideportivo, pista de atletismo, cafetería, cocina, sala de bellas artes, cine, auditorio, radio escolar, salud, higiene, medio ambiente, entre muchos más proyectos (algunos ya puestos en marcha) se desarrollarán en la segunda etapa del patojismo.

Los Patojos 2

Por supuesto que antes de la expansión, debemos encontrar la vía para el financiamiento, mantenimiento y funcionamiento del proyecto 1, el que es ya conocido y que desde hoy, podemos llamarle “Los Patojos 1”. “Los Patojos 2” ya ha iniciado.

En Guatemala, construir escuelas, y esperar que las instituciones cuiden con amor y dignidad a nuestra niñez, adolescencia y juventudes parece imposible, pero Los Patojos, como un proceso colectivo, asumimos con honor nuestra misión y responsabilidad, y desde hace unos años, nos hemos enfrentado a retos imposibles, pero que con mucha voluntad, creatividad pasión, los hicimos posibles para el beneficio de decenas de familias, especialmente, para la niñez y adolescencia.

El camino para preparar nuestros procesos auto sostenibles está comenzando, y aunque nos esperan retos y limitaciones, estamos listos y listas para caminar, para escribir nuevas historias, para seguir aprendiendo, para reconstruirnos, para seguir dignificando y visibilizando el potencial de la niñez y juventud guatemalteca.

JP (izquierda) Nelson (centro) Dr. Valle (derecha) Al fondo, nuestra sede y la calle que lleva el nombre: Calle Los Patojos.

¡Ahora más que nunca, necesitamos su apoyo!

¿Nos ayudan a seguir construyendo El Patojismo?